Hemos tenido la oportunidad de probar por fin la beta de V Rising, la nueva apuesta sandbox de los suecos Stunlock Studios y hoy compartimos nuestras primeras impresiones. Estos veteranos desarrolladores que se hicieron conocidos, de la mano de Funcom, por su MOBA Bloodline Champions, que más tarde evolucionaría en solitario en el adorado Battlerite, ahora traen una nueva apuesta que combina claramente todo lo que han aprendido en estos años.

¿Qué es V Rising?

V Rising es otro sandbox, sí, otro juego de supervivencia en un mundo abierto con vista isométrica, pero… con un aire a MOBA o, mejor dicho, a Battlerite, inconfundible, especialmente en el apartado del sistema de combate. Sí, es cierto que nos imbuye en una ambientación vampírica al más puro estilo Castlevania (de cuyo lore está claro que bebe mucho, nunca mejor dicho).

En la intro del juego podréis descubrir como en el pasado los vampiros dominaron el mundo, pero que al final, los humanos se rebelaron y lograron derrotarlos. A vosotros os tocará despertar siglos más tarde, muertos de sed, para demostrarle a esos adoradores del sol que la oscuridad ha regresado para quedarse.

Una beta cerrada limitada

Durante cinco días, Stunlock Studios ha llevado a cabo una beta cerrada en la que hemos podido explorar los primeros pasos que permitirá dar V Rising Vamos a ver cómo ha sido nuestra experiencia.

En la beta solo ha sido posible jugar en servidores dedicados JcE y JcJ, por lo que no estaban activadas las opciones de servidores personalizados o la de jugar en solitario. Como no queríamos que nos chuparan la sangre de primeras, nos decantamos por un servidor JcE para tener nuestra primera toma de contacto.

Creación de personajes

Lo primero que tendremos que hacer es crear nuestro personaje. Aquí hay que decir que la personalización es puramente estética y no tendremos que elegir atributos ni nada por el estilo. Podemos elegir entre género masculino o femenino y ya escoger entre diferentes rostros, peinados, color de piel, etc. Por el momento la personalización de personajes nos ha parecido bastante limitada, pero siendo un juego de vista isométrica tampoco es algo que moleste mucho.

Primeros pasos

Una vez creado el personaje despertaremos en nuestro ataúd decrépito en una cripta olvidada. Tras salir nos encontraremos en un pequeño cementerio poblado por esqueletos y ratas que nos servirá de tutorial para aprender las dinámicas básicas del juego. Enseguida veremos que el sistema de combate es idéntico al de Battlerite u otros MOBA’s de vista isométrica. Ejecutaremos ataques básicos con el clic izquierdo, bloquearemos con el derecho y combinaremos con hechizos mágicos ofensivos, defensivos y de transporte.

Tal como matemos a nuestros primeros esqueletos veremos que podemos saquear sus restos para conseguir recursos. Y es que como en todo juego de supervivencia los recursos serán la clave para poder proseguir nuestra aventura. Prácticamente todo lo que veamos en el mapa podrá servirnos para algo. Ya sean las piedras, madera, hierbas, ratas, sí, he dicho ratas… Que podremos usar para beber sangre si no hay nada mejor y mucho más.

El tutorial nos animará a conseguir recursos suficientes para poder fabricar el primer set de armadura y armas-herramientas básicas y ya podremos trasladarnos al mapa principal de juego. Ahí descubriremos la segunda gran lección de V Rising: ¡Mira siempre la hora! Y es que mientras sea de noche podremos campar a nuestras anchas sin preocuparnos de nada más que los humanos o monstruos que nos crucemos… Cuando salga el Sol la cosa cambiará. Nos tocará ir de sombra en sombra o arriesgarnos a sufrir el contacto ardiente y mortal de los rayos diurnos.

Nuestra fortaleza vampírica

Si pensabais que tener vuestra propia fortaleza sería algo para más adelante… Estabais equivocados, en V Rising será una de las primeras cosas que os tocará hacer. Ojo, no podréis tener la súper fortaleza de primeras, pero sí la primera iteración de lo que puede llegar a ser vuestro gran cuartel general desde donde dominar el mundo.

Lo primero que tendréis que hacer es buscar un claro en el mapa con espacio suficiente para que podáis expandir vuestros dominios. Para ello tendréis que colocar el Corazón de la Fortaleza, el nexo de poder desde el que administrar vuestra más preciada posesión. El corazón de la fortaleza requerirá de esencia de sangre como combustible para poder alimentar mágicamente todas las instalaciones que construyáis.

Tras colocar el corazón, tendréis que construir vuestro ataúd y las primeras instalaciones de trabajo para poder crear nuevos objetos y equipamientos. Recordad, vivís en un mundo oscuro poblado de seres terribles como vosotros y humanos que os odian a muerte. Es por ello que, aunque todavía no tengáis un castillo a lo conde Drácula, tendréis que proteger vuestro dominio con empalizadas que os protejan. Sí, paredes, por que inicialmente no podréis construir techos, por lo que seguiréis a merced del Sol. Para ello, podréis construir unos calderos con los que generar una bruma que proteja vuestro hogar.

Un mundo vivo

El mundo de juego en V Rising, al menos lo poco que hemos podido explorar en la beta, cuenta con todo tipo de recursos y fauna. Desde animales salvajes, pasando por monstruos y seres fantásticos, hasta llegar a todo tipo de humanos. Todos ellos nos servirán para conseguir recursos, alimentarnos e, incluso, conseguir adeptos que nos sirvan en nuestra fortaleza.

El factor de la luz solar siempre será una constante que forzará que planifiquemos bien cuándo y dónde realizar nuestras actividades. Además, como suele suceder en este tipo de juegos, según avancemos por el mapa, encontraremos rivales más duros y también nodos de recursos que precisarán de mayor nivel de nuestros objetos para poder ser extraídos.

Ser un vampiro artesano

La artesanía en V Rising es otra constante del juego, como sucede con todos los de este tipo. Ya hemos dicho que la recolección de recursos es esencial. No solo para poder fabricar nuevos objetos, armas, artilugios… Sino también para poder ser usados como combustible para alimentar las diferentes instalaciones de nuestra gran fortaleza.

Habrá una serie de objetos que podremos fabricar en cualquier lugar con tan solo tener los ingredientes en nuestro inventario. Por el contrario, objetos avanzados precisarán del uso de mesas de trabajo e instalaciones especiales que solo podrán ser usadas en la fortaleza. Como veis, en este sentido no hay mucha innovación, pero era algo esperable.

Luchando como un vampiro MOBA style

Sí, ya lo hemos dicho, V Rising tiene un aire a Battlerite que no puede con él y donde más se ve es en el sistema de combate. Lo cual, no es nada negativo, al contrario. El combate es muy ágil y frenético, combinar adecuadamente nuestros ataques con el uso de habilidades y hechizos es esencial para poder abatir a enemigos de mayor nivel que el nuestro.

El entorno juega también un papel muy relevante, no solo por el dichoso Sol que se empeñará en abrasarnos siempre que nos despistemos, sino por la orografía y objetos del mundo. Árboles, muros, rocas, todo podrá ser utilizado para protegernos de ataques enemigos y aprovecharlos para derrotar a los enemigos.

En la beta tan solo hemos podido combatir con una variedad limitada de enemigos. Desde los esqueletos del tutorial, pasando por lobos, osos, algunas plantas con muy mala leche, incluyendo árboles cabreados y, por supuesto, bandidos sueltos que deambulan por el bosque. Sorprende que ya incluso en las zonas iniciales es fácil encontrar enemigos que nos superan con creces en nivel y nos harán correr por nuestras inmortales almas.

Para todos los enemigos hay otro detalle relevante que no hemos mencionado directamente a tener en cuenta. La cosa no se trata solo de matarlos, sino también, siempre que sea posible, de beber su sangre para poder obtener esencia de sangre y otras ventajas como poder recuperar nuestra vitalidad.

Sistema de progresión

Inicialmente nuestro vampiro se irá haciendo más poderoso según podamos equiparlo con mejores objetos que irán aumentando nuestro nivel de poder. Esto será esencial tanto para enfrentarnos a enemigos, como para poder extraer recursos avanzados. Pero una vez que logremos construir el Altar de Sangre podremos acceder a una nueva vía para mejorar nuestros personajes.

En el Altar de Sangre podremos acceder a misiones especiales que nos llevarán a rastrear a seres del mundo que cuentan con una sangre especial que si logramos beberla nos permitirá acceder a nuevos poderes y habilidades. Cuando aceptemos una misión, podremos empezar a rastrear a nuestro objetivo para conseguir localizarlo. Esto nos ha gustado, ya que permite aprender mejor la dinámica y jugabilidad del juego, más allá de elegir una habilidad directamente y ya está.

Un inicio interesante

En la Beta nuestro progreso ha sido limitado, más allá de poder construir un perímetro de fortaleza y algunas instalaciones básicas. Hemos podido explorar una pequeña parte del mundo y enfrentar a una muestra de las amenazas que ofrecerá V Rising. Aún así, estamos ante un título interesante que nos apetece explorar más. Especialmente con otros jugadores, tanto potenciales aliados, como rivales, para ver cómo de profunda puede llegar a ser esta jugabilidad vampírica una vez que V Rising nos de una nueva oportunidad de saciar nuestra sed de sangre.

 

5 1 votad
Article Rating
Almogaver
Fundador de Go Multiplayer. Editor-Escritor-Community Manager-ComodíndeMilFacetas de la comunicación. Disfrutando de la pasión de los juegos multijugador y masivos online.
Or
Suscribirse
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

You may also like