Hace poco que Bohemia Interactive lanzó Arma Reforger, un standalone de Arma 3 o, quizás, mejor dicho, de lo que podría ser su evolución. ¿Estamos hablando de Arma 4? La respuesta rápida es sí, ya que con Reforger tenemos la primera toma de contacto con el nuevo motor Enfusion de Bohemia, con el que pretenden dar el salto cualitativo en la serie que tanto llevábamos esperando todos los fans de Arma.

Hoy queremos compartir nuestras primeras impresiones tras regresar a un Everon inmerso en el conflicto en plena década de los años 80 entre Estados Unidos y la URSS.

Un Acceso Anticipado para sentar las bases de Arma 4

Como hemos dicho, Arma Reforger aunque pudiera parecer un DLC, es un título independiente que nos permite probar por primera vez las capacidades del nuevo motor gráfico y herramientas de desarrollo y modificación de Bohemia Interactive. El juego no ofrece campaña de historia ni misiones en solitario, tan solo dos opciones multijugador: Un modo conquista y otro Game Master. Tan solo dos bandos y una selección limitada tanto de tipos de unidades, vehículos y armamento.

Dejemos algo claro, Arma Reforger ha sido lanzado en Acceso Anticipado al precio recomendado de 29,99€. No podemos esperar un juego finalizado, ni que no tenga fallos o problemas de servidores. Es decir, si queréis probarlo, vais a tener que armaros de paciencia y preparaos para experimentar problemas, que seguro los tendréis. Otro tema es valorar si Bohemia no se ha pasado un poco con su precio, pero bueno. Veamos primero qué es lo que ofrece para que sí valga la pena arriesgarse a jugarlo.

ENFUSION ha llegado para cambiarlo todo

Lo primero y más importante de Arma Reforger es… ENFUSION. Sí, el nuevo motor gráfico es exactamente todo lo que los jugadores de Arma 3 llevaban años esperando. Es, simplemente, una auténtica pasada. No tiene otra calificación. Lo que ha conseguido Bohemia es innegable. El apartado visual y sonoro de Reforger es sobresaliente y, lo más increíble de todo, es que sin sacrificar el rendimiento de juego.

 

No estamos ante un maquillaje visual del motor de Arma 3, sino ante algo totalmente nuevo. Es entrar en el juego y mirar alrededor y asombrarse con el nivel de detalle y, sobre todo, de profundidad. No hay límite del campo visual que podemos ver, más allá de nuestra máquina. Así que si con unos buenos prismáticos podremos ver nítidamente si las condiciones meteorológicas lo permiten a otros jugadores aún estando en el otro extremo de un valle. El nivel de detalle es máximo, especialmente en cuanto a los modelos de personajes, de las armas y, de los vehículos… ¡Tanto por fuera como por dentro!

Y qué decir del sonido. Sin duda otro de los aspectos más destacables. Desde las acciones de recargar armas, disparar, a correr, agacharse o el simple efecto del viento sobre una bandera hondeando. El realismo es absoluto. Ahora más que nunca tendremos que escuchar atentamente y no solo depender de nuestros ojos para ser consciente de lo que sucede a nuestro alrededor. El sonido cobra especial relevancia cuando se hace de noche y llevar cualquier tipo de luz sea como ponerse una diana gigante.

Y al caer la noche… Llega la oscuridad en el campo de batalla

Si hemos dicho que visualmente el juego es espectacular. Otro de los motivos es lo realista y detallado que es la progresión del tiempo. Durante cada partida tendremos amaneceres, atardeceres y anocheceres… Y cuando cae la noche nos encontraremos ante una realidad completamente diferente que afectará totalmente a la jugabilidad. Por el momento no hay gafas de visión nocturna así que dependeremos de la poca claridad que pueda ofrecer la Luna, o bien arriesgarnos a usar linternas o los faros de los vehículos. Lo cual no es muy recomendable si hay enemigos cerca, ya que revelará nuestra posición y facilitará que las balas caigan sobre nosotros.

En el modo Game Master es cuando se hace más palpable el potencial de Enfusion. En él podremos movernos como un Dios a través de todo el mapa, a gran velocidad, o bien detenernos al instante en un punto concreto, sobre una unidad concreta. Todo de forma fluida y sin parones ni merma de la calidad gráfica. Y la cosa no cambia siquiera cuando tienes a docenas de soldados pegándose tiros entre ellos. Así que sí, ENFUSION nos ha enamorado y no hay más que hablar. Ya solo por él vale la pena probar Arma Reforger. Sobre todo, para hacernos soñar lo que nos podrá ofrecer cuando por fin sepamos más de Arma 4.

Un interfaz que ha mejorado notablemente

Además del apartado puramente visual, hay otro gran detalle que se agradece a matar en Arma Reforger. No es otro que su interfaz, que ha mejorado muchísimo en comparación con el engorroso de Arma 3. Por fin se terminó lo de tener que quemar la rueda del ratón para poder encontrar la opción que queremos. Todo ello hace que la jugabilidad se haya agilizado notablemente.

¿Qué ofrece ahora mismo de jugabilidad Arma Reforger?

Como adelantamos al principio, en el estreno del Acceso Anticipado tan solo contamos con un modo conquista y otro Game Master. Ambos son parar ser jugados en servidores multijugador, aunque tenemos la posibilidad de trastear solos en Game Master si queremos.

Aunque lo primero que os recomendamos hacer encarecidamente es… ¡Jugar al tutorial! Es vital para que os hagáis con las dinámicas básicas que tendréis que usar en el modo Conquista. Esto es importante ya que, aunque Reforger recuerda mucho a Squad, es un tanto más hardcore y poco amistoso para jugadores casuales.

Esto queda claro sobre todo con el tema de la orientación. En el mismo tutorial se hace mucho hincapié a aprender a usar el mapa y la brújula para conseguir ubicaros y encontrar direcciones. Lo cual sí, sobre el papel es muy bonito, pero en la práctica se convierte en engorroso y pesado. No por nada, algunos de los primeros mods que se han hecho del juego han sido para poder ver dónde estamos en el mapa.

Game Master

Pues como indica su nombre, en este modo un jugador podrá hacer de maestro con capacidad de editar instalaciones, facciones, unidades, etc. Todo en tiempo real, ya sea en solitario o bien en servidores donde otros jugadores puedan unirse. Aunque como ya hemos dicho, las opciones son bastante limitadas, las posibilidades son casi infinitas.

El director de la partida puede ir organizando misiones y ofrecer retos cambiantes a los jugadores, para que así ninguna partida sea igual. El límite lo pondréis vosotros mismos según cómo os lo curréis organizando las misiones y las sesiones de juego.

Este modo es ideal también para poner a prueba el potencial gráfico del juego y ver el comportamiento de la IA, que es bastante correcto, a decir verdad. Por defecto, siempre que haya una unidad de otra facción en el campo visual, la IA se organizará para intentar acabar con ella. Sin lugar a dudas este modo nos parece muy prometedor y tenemos muchas ganas de ver cómo lo van ampliando y mejorando en los próximos meses.

Conquista

Bien, como dijimos antes nos recuerda mucho a Squad, que no hay que olvidar que es una adaptación de Arma 3. Esto en sí es algo muy positivo, pero, siempre hay un pero, se nota que está muy verde y tiene muchos flecos por mejorar para ofrecer una experiencia de jugabilidad óptima.

Mientras que en Squad tenemos una jugabilidad “cerrada” y compacta, en comparación a Arma 3, con todo bien atado. En Arma Reforger tenemos una idea similar. Hay que conquistar toda la isla yendo de pueblo en pueblo, capturando bases avanzadas, estableciendo líneas de suministros… Pero mientras que en Squad, contamos con un sistema muy claro y ágil para ubicarnos, desplazarnos o reaparecer. En Reforger las cosas toman mucho más tiempo.

Dicho lo cual, el sistema es bastante interesante, si dejamos atrás la frustración de morir y tener que reaparecer a varios kilómetros y terminar pegándote más tiempo desplazándote al frente que combatiendo en sí.

En Conquista tendremos que utilizar radios y camiones de suministros para poder ir avanzando nuestras líneas, estableciendo bases avanzadas, construir instalaciones que nos permitan acceder a vehículos, equiparnos, reaparecer, etc.

Por el momento tan solo hay unos pocos vehículos ligeros como jeeps y camiones disponibles, así como una pequeña selección de armamento. Pistolas, rifles de asalto, lanzagranadas, ametralladoras ligeras y rifles de precisión. No esperéis mucho más. Aún así, serán suficientes para poder vivir el fragor del combate en su máxima intensidad.

Un gran potencial para la comunidad de Mods

Si algo ha hecho bien Bohemia con Reforger ha sido integrar desde el inicio las herramientas de Mods para el juego. Se acabó tener que usar el launcher externo, seleccionar mods, abrir y cerrar el juego, etc. Ahora podréis activar y gestionar los mods cómodamente. De hecho, cuando queráis jugar a un servidor con mods, automáticamente os dará la opción de descargarlos y activarlos. Así mismo, cuando terminéis estos se desactivarán sin necesidad de salir del juego.

Por el momento no hay mucha variedad en los mods, aunque el más crítico e importante es… El que muestra vuestra propia localización en el mapa. Sí, seguramente los puristas dirán que lo suyo es jugar sin saberlo, pero a la hora de la verdad, agiliza mil veces la jugabilidad. Sobre todo cuando por el momento la estabilidad de los servidores no es la mejor que digamos.

Una experiencia de servidores muy mejorable

Una de las prioridades en estos primeros días del Acceso Anticipado por parte de Bohemia es la de solucionar los graves problemas de conexión-sincronización en los servidores de juego. Y es que mientras la experiencia audiovisual y de jugabilidad de Arma Reforger es genial, esta puede verse destrozada totalmente al ser desconectados del servidor cada dos por tres. Y claro, aunque volváis a reconectar, os toca volver a entrar en la partida, salir en una base y pegaros el pateo de nuevo hasta vuestro objetivo. Y no hay nada peor que ser desconectados justo tras una operación épica y estar a punto de capturar un objetivo crítico del enemigo…

Esperamos que en los siguientes parches los desarrolladores puedan ir puliendo este tema, ya que afecta seriamente a la experiencia de juego y puede ser el mayor peligro del Acceso Anticipado que eclipse todas las bondades de Reforger.

Un campo de batalla duro, pero prometedor

Definitivamente, Arma Reforger ha llegado para sentar las bases de lo que será el futuro de la serie Arma y mostrar el potencial brutal del motor gráfico Enfusion. Como ya hemos dicho, todavía tiene problemas importantes, especialmente el de la sincronización de conexiones, y cuenta con contenidos escasos. Pero es evidente que todo amante de Arma disfrutará como un enano jugando y probando todo lo que tiene que ofrecer. Así que, si os animáis, nos vemos en Everon para combatir y gozar a lo grande del potencial de Enfusion.

Podéis comentar en Discord o en en Telegram.

5 1 votad
Article Rating
Almogaver
Fundador de Go Multiplayer. Editor-Escritor-Community Manager-ComodíndeMilFacetas de la comunicación. Disfrutando de la pasión de los juegos multijugador y masivos online.
Or
Suscribirse
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

You may also like